¿Somos conscientes de todo lo que aprendemos de los niños?

14 Jul 2015

Los adultos nos pasamos el día enseñando a los niños, en la escuela, en casa, en el parque, cuando juegan con sus amigos…, pero ¿Cuántas cosas nos enseñan ellos? ¿Somos conscientes de todo lo que aprendemos de los niños?

 

Muchas personas piensan que los niños poco pueden enseñarles, que equivocados están. Sólo tenemos que observarles y escucharles para darnos cuenta de son los mejores profesores.

Me gustan mucho las frases de la madre Teresa de Calculta, porque tenía debilidad y amaba a los niños, al igual que yo.

 

“Cuando por las mañanas abrimos los ojos no solo es un nuevo despertar, es renacer porque cada día puede ser el comienzo de algo increíble. Cada día es único e irrepetible, la vida es maravillosa, ama, ríe y sobre todo nunca dejes de soñar” (Teresa de Calcuta)

 

Esta frase describe claramente cómo viven los días los niños. Se despiertan, abren los ojos, y están llenos de vida y energía. Estoy segura de que todos alguna vez os habéis preguntado ¿pero de dónde sacan esta energía? Cuando los niños están haciendo algo que les apasiona, cuando están disfrutando, algo les entusiasma y les hace muchísima ilusión nunca se cansan, su energía se multiplica.

 

Tienen una capacidad increíble de soñar, poseen una gran imaginación y un gran interés por todo lo que les rodea, con la curiosidad siempre despierta, no paran de hacer preguntas, todo les interesa, les encanta aprender cosas nuevas, no temen al cambio, vivir cosas nuevas es toda una nueva aventura que explorar. Ponen el corazón en todo lo que hacen, disfrutan del momento sin preocuparse de nada más, rescatan las cosas más simples del día y día y cualquier detalle es mágico.

Siempre es posible pasarlo bien, solo hay que usar la imaginación y explorar el mundo, está lleno de cosas asombrosas.

 

Como veis ,los niños son grandes emprendedores, tienen todos y cada uno de los talentos y valores de un gran emprendedor.

 

Sin embargo, los mayores, para despertarnos por la mañana necesitamos poner el despertador varias veces, una ducha, un café y a veces ni con eso es suficiente para ponernos en pie.

Pero cuando tenemos por delante un día donde vamos a hacer cosas que nos apasionan ¿no pegáis un salto para levantaros como los niños? ¿No notáis que la energía es diferente?

 

 

 

“Pasamos mucho tiempo ganándonos la vida, pero no el suficiente viviéndola” (Teresa de Calcuta)

 

Es posible ganarse la vida y al tiempo vivirla: cuando nos dedicamos a lo que nos gusta, claramente somos más felices. Cuando soñamos en nuestros propios proyectos, cuando ponemos en marcha nuestros sueños y convertimos nuestra pasión en nuestra profesión estamos más cerca de vivir la vida como los niños.

 

Los niños tienen una forma muy especial de estar en el mundo, dejemos que nos enseñen, son los mejores profesores

Please reload

Publicaciones destacadas

¿Quieres ser un Súper Financiero®?

December 12, 2017

1/9
Please reload