Aprende a decirLE - decirTE :NO.

19 Oct 2018

¿Me lo compras? Esta es una frase que seguro si tienes niños cerca habrás escuchado muchas veces. Mira un poco a tu alrededor y no te costará mucho ver niños y niñas pidiendo cosas sin parar.

 

Los niños no esperan cuando quieren algo, quieren las cosas y las quieren ya.

Son impacientes e impulsivos Lo quieren todo y lo quieren rápido.

 

Muchos de ellos, cuando tienen por fin lo que quieren se aburren pronto de ello y quieren otra cosa. Están acostumbrados a tener todo lo que piden y a veces, incluso antes de que lo hayan pedido.

 

Son muy sensibles a la novedad, quieren lo último. Los fabricantes lo saben y por ello diseñan todo tipo de estrategias publicitarias dirigidas a los más pequeños de la casa. Sólo tienes que echar un vistazo a los productos infantiles y a las estanterías de los súper mercados. Nuestros hijos conocen los productos y las marcas desde casi los dos años porque tiene un acceso muy fácil a la publicidad.

 

Así son los niños frente al consumo, pero realmente, ¿se diferencian tanto de muchos adultos?

 

Adultos impulsivos, impacientes, lo inmediato prima, siempre quieren lo último,….hasta tal punto, de que gastan el dinero que no tienen, se endeudan para financiar consumo puro, hipotecan sus ingresos del futuro para tener cosas que no necesitan en el presente. 

 

¿Cómo eres tú frente al consumo? ¿Tu ocio pasa por ir a un centro comercial? ¿Haces terapia emocional yendo de compras? ¿No puedes resistirte en las compras? ¿Usas mucho la tarjeta de crédito? ¿Confundes necesitar con desear? ¿Eres de los que tienes la casa llena de cosas?

 

¿Qué ven tus hijos de ti? ¿Qué tipo de consumidor eres frente a tus hijos?

 

Tú estás enseñando a tus hijos hábitos de consumo cada día, te escuchan, te ven. Muchos niños imitan comportamientos que interiorizan y transforman en patrones de conducta y hábitos que serán determinantes en su vida. Para ellos es mucho más fácil adquirir los hábitos si los experimentan a diario en su entorno.

 

Cómo nos comportamos, qué valoramos, y los comentarios que hacemos tienen una influencia incuestionable en los hijos, y por lo tanto, deberíamos vigilar qué ejemplo le estamos dando.


 

 

"El mejor juguete  del mundo lo tienen todos los niños, no cuesta dinero y lo llevan a todas partes: la imaginación" 

 

 

 

 

 

 

 

Te voy a dar tres claves importantes y muy simples para que trabajes el consumismo en casa. 

 

1. Aprende a decir a tus hijos NO. Aprende a decirte a ti mimo NO.

 

2. No debes darles siempre todo lo que piden. No debes darte siempre todo lo que quieres

 

3. Enséñales a esperar. Aprende a esperar.

 

 

En vez de dar a los niños tantas cosas mejor entrégales herramientas para que construyan una base sólida en su educación financiera y puedan tener hábitos que les acerquen a SER y ESTAR más felices.

 

 

 

Please reload

Publicaciones destacadas

¿Quieres ser un Súper Financiero®?

December 12, 2017

1/9
Please reload