5 CREENCIAS ERRÓNEAS de educación financiera que debes DESAPRENDER hoy.

23 Jan 2019

Tener educación financiera es una forma diferente de pensar, de sentir, una forma diferente de estar en el mundo.

 

Cuando comienzas a formarte en educación financiera te das cuenta de que más que aprender conceptos y comportamientos nuevos se trata más bien de DESAPRENDER conceptos y comportamientos que has aprendido anteriormente.

 

"No es lo que ignoramos lo que nos impide prosperar, lo que constituye nuestro mayor obstáculo es lo que creemos que sabemos y luego resulta que no es así”

Josh Billings.

 

 

Tenemos arraigadas un montón de creencias que hemos aprendido desde pequeños que nos impiden pensar que hay otras maneras de hacer las cosas, otras formas de sentir y de vivir y lo más importante, nos impiden alcanzar el bienestar que deseamos.

 

Desde pequeños, a través de nuestros entornos más cercanos, se nos transmite distintos pensamientos acerca del dinero. Todos esos pensamientos que se repiten una y otra vez pasarán a convertirse en nuestro mapa de creencias.

Estas creencias influirán enormemente en la relación que tengamos sobre el dinero, hasta el punto de acercarnos o alejarnos de la prosperidad económica, de acercarnos o alejarnos de la riqueza.

 

Por eso, hoy quiero invitarte a DESAPRENDER 5 creencias concretas que puedes tener interiorizadas, que hacen que tengas una relación no saludable con el dinero y que además te están impidiendo alcanzar el bienestar que deseas.

 

 

 ¡¡ Vamos a desenjaular todas esas creencias hoy!! 

 

 

 

1.  Desaprender: Pensar que tener dinero es malo y hace malas a las personas que lo poseen ¿cómo vas a querer desear tener algo que te hace ser malo? 

 

Aprender en su lugar: El uso que se le dé al dinero depende de la persona.  

El dinero es una herramienta que en sí misma no es buena ni mala. Los que somos buenos o malos somos las personas y el uso que hacemos de la misma.

 

Por ello, es fundamental educar a nuestros hijos en una educación financiera basada en valores sociales y éticos para que hagan un uso adecuado del dinero. 

 

2. Desaprender: Pensar que la economía solo es apta para especialistas y que es algo que no va con nosotros. ¿Entonces quien tomará en tu lugar las decisiones económicas? 

 

Aprender en su lugar: La educación financiera no es complicada y es necesaria para todas las personas. También para ti. 

Las decisiones financieras están muy presentes en tu vida, muchas de las decisiones que tomas a lo largo del día están relacionadas con el dinero, forma parte de tu cotidianidad, por ello, es importante que les concedas la importancia necesaria para que adquieras los conocimientos adecuados para tomar las mejores decisiones.

 

Educa a tus hijos en finanzas desde pequeños para que sean conscientes de que las decisiones económicas forman parte de su día a día y gracias al conocimiento sabrán tomar las correctas. 

 

3. Desaprender: Pensar que todo lo que ocurre con tu economía es responsabilidad de otros y lo que te pasa, por tanto, te lo tienen que solucionar los demás. ¿Cómo vas a responsabilizarte de las consecuencias de tus decisiones si crees que siempre la culpa es de otros, del gobierno, del banco, de tu jefe....?

 

Aprender en su lugar: Ya es hora de que dejes de delegar tus asuntos económicos en otros y empieza a coger las riendas de tu economía ¡Debes ocuparte de tus finanzas!.No esperes que otros te lo solucionen.

 

Enseña a tus hijos la importancia de marcarse metas financieras, de planificarse para alcanzarlas y de ACTUAR por sí mismos en sus finanzas. 

 

4. Desaprender: Que sólo mereces tener dinero si lo obtienes a cambio de mucho tiempo y esfuerzo. 

 

Aprender en su lugar: Existen otras formas de obtener ingresos gracias a tu talento. Invierte el esfuerzo en tu talento y él hará el resto.

 

Una cosa es trabajar y otra diferente es obtener dinero. Estamos acostumbrados a relacionar intercambiar tiempo y esfuerzo a cambio de dinero. La mayoría de las personas obtienen sus ingresos así, de un empleo que les ocupa muchas horas.  Por supuesto que se requiere esfuerzo en adquirir riqueza, pero hay que pensar en que existen otras formas de obtener dinero.

 

Transmite a tus hijos la importancia de diversificar sus ingresos para diversificar sus riesgos y para vivir el estilo de vida que desean. 

 

 

5. Desaprender. No es posible obtener dinero haciendo lo que realmente me gusta. 

 

Aprender en su lugar: Es posible convertir tu pasión en tu profesión y además ganarse la vida con ello. 

 

Puede darse el caso de que con tu profesión no cubras tus expectativas económicas, pero para ello puedes buscar otras fuentes de ingresos alternativas, pero nunca renuncies a tus sueños.  

 

Apoya a tus hijos en sus sueños, háblales de que es posible dedicarse profesionalmente a lo que les gusta, porque serán personas mucho más realizadas y felices. El dinero viene después. 

 

Si te has sentido identificado con alguna de ellas, mi consejo es que DESAFÍES a tus creencias, rompe esa jaula y empieza a atraer desde ahora el nivel de vida que deseas. 

 

Podrás entonces educar a tus hijos para tener una relación sana y natural con el dinero que les ayude también a atraer la riqueza, no a huir de ella.

 

Buena suerte. 

 

Juana 

 

 

 

Please reload

Publicaciones destacadas

¿Quieres ser un Súper Financiero®?

December 12, 2017

1/9
Please reload